Que la vida no es un camino de rosas, lo sabemos todos.
Y quizá tomemos consciencia de ello conforme vayan aumentando las experiencias vitales.
Las pérdidas de todo aquello que amamos y necesitamos se van sucediendo, pero por fortuna se suelen compensar con la llegada de otros elementos o el refuerzo de los aún poseemos.
Es una transformación constante, el cambio y la adaptación son necesarias para que la vida en sí y el mundo prosiga.

Decía Heráclito que "Nadie se baña dos veces en el mismo río. Todo fluye"
Henry David Thoreau pensaba "Las cosas no cambian, cambiamos nosotros" y Victor Frank afirmaba que "Cuando ya no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos".

Lo que sí podemos hacer para sobrevivir a las circunstancias que nosotros no seamos capaces de variar o detener en ese supuesto cambio, es adaptarnos a la vorágine abstrayendo la parte positiva de la misma. No queda otra opción más que la versatilidad y la amplitud de nuestra mente para visualizar aquello que nos es provechoso y que a buen seguro en un futuro nos resultará fructífero.

Un corto de animación que puede servir de ejemplo para la capacidad de adaptación que comentaba, y del que también se puede extraer otra conclusión:
No tiene sentido darle muchas vueltas a los pequeños problemas, o aquellos que no podemos solventar, porque estos pueden amargarnos verdaderamente la existencia.

Ya me lo decía mi padre cuando era pequeña y me veía agobiada con algún tema:
"Si tiene solución, ¿para qué preocuparse? , y si no la tiene, ¿para qué preocuparse?"


Dedicado a todos los "rinconeros", y en especial para Albina...

Berni.
Viernes 2/9/11.
5 Responses
  1. FJavier Says:

    Aún a sabiendas de que tras el invierno volverá la primavera, certeza que no siempre acompaña a otros cambios, lo cierto es que con los años uno puede ir perdiendo capacidad de adaptación frente a los rigores del frío. Por otro lado, la pérdida de flexibilidad que es inherente al paso del tiempo también se puede poner en evidencia a cualquier edad en algunos procesos anquilosantes. Quiero decir, Berni, que una buena dosis de esperanza, optimismo y ejercicio regular son imprescindibles si uno quiere estar capacitado para la adaptación, y aunque la voluntad per se no es suficiente, sí es determinante a la hora de fomentar una actitud sana. Y reconozco que tu entrañable entrada anima a ello.
    Gracias por lo que me toca de esa dosis.

    Mi afectuoso saludo.


  2. Gracias Berni, sobre todo por incluirme en tu dedicatoria. A pesar de que para mí estos momentos son sumamente duros y difíciles, créeme cuándo te digo que sé que todo pasará, y que volverá a mi la tranquilidad y la paz que tanto anhelo. Ahora sólo es tiempo de reflexión y mucha meditación; y tal vez porque no algún que otro viaje solitario para valorar de nuevo todo aquello que durante tanto y tanto tiempo he tenido olvidado.
    Sólo puedo decirte algo que he aprendido durante todos estos últimos días....cada ser humanx tiene su propia esencia y nada ni nadie puede ni debe arrancar esa parte tan preciada, porque en el momento que lo dejes ir...una gran parte de ti se irá detrás....
    Te envio un gran abrazo desde A Coruña y que sepas que aquí tienes una amiga :) Gracias por amenizar nuestros días


  3. Gracias Berni, sobre todo por incluirme en tu dedicatoria. A pesar de que para mí estos momentos son sumamente duros y difíciles, créeme cuándo te digo que sé que todo pasará, y que volverá a mi la tranquilidad y la paz que tanto anhelo. Ahora sólo es tiempo de reflexión y mucha meditación; y tal vez porque no algún que otro viaje solitario para valorar de nuevo todo aquello que durante tanto y tanto tiempo he tenido olvidado.
    Sólo puedo decirte algo que he aprendido durante todos estos últimos días....cada ser humanx tiene su propia esencia y nada ni nadie puede ni debe arrancar esa parte tan preciada, porque en el momento que lo dejes ir...una gran parte de ti se irá detrás....
    Te envio un gran abrazo desde A Coruña y que sepas que aquí tienes una amiga :) Gracias por amenizar nuestros días


  4. Berni Says:

    FJavier:
    Bajo mi punto de vista, lo "sano" sería que los años "nos curtieran" en esa capacidad de adaptación, de ahí el conocimiento aparecido tras asimilar y aprehender las experiencias pasadas.
    Aunque si fuera siempre así, no tropezaríamos dos veces con la misma piedra, lo cual me hace pensar que hay algo más que nos conduce "a la ignorancia" tras lo vivido y lo no comprendido. Atreviéndome a conjeturar sobre la naturaleza de tal incongruencia, quizá se deba a la frecuente pugna que surge entre el planteamiento de la razón y lo que dicta corazón, argumentos en ocasiones totalmente contrarios...
    La esperanza y la voluntad se vuelven imprescindibles para el empeño de adaptación, en eso no me cabe duda alguna.

    Madre mía, vaya parrafada que acabo de soltar...
    Lo sé... no es domingo por la mañana, momento, como sabes FJavier, ideal para mis piradas de pinza particulares... pero es que estoy de vacaciones, lo cual explicaría el estado de alienación mental transitorio que sufro...

    :):)


  5. Berni Says:

    AlbinhaSoesto:
    Las experiencias vividas, sobre todo las que nos producen pena o desconsuelo, suelen ser las que más nos enseñan. Al menos deberíamos extraer de ellas lo necesario para que en un futuro pudiéramos elegir otros caminos, o evitar el sufrimiento en caso de volvernos a encontrar en similares circunstancias.
    Lo que tú has aprendido es un auténtico tesoro: recuerda que todo aquello que nos haga menos libres contribuirá a restarnos parte de nuestra esencia, algo que como bien dices, nada ni nadie debe arrancarnos...
    Por tus palabras estoy segura que tus augurios de paz y tranquilidad se cumplirán muy pronto, algo que me alegra enormemente, porque no mereces otra cosa...
    Muchas gracias a ti por tu confianza y por esa amistad que me brindas.

    Un abrazo enorme.