A veces no tenemos oportunidad. Otras, las perdemos sin tan siquiera darnos cuenta de que han pasado delante de nuestras narices. Y en ocasiones no somos capaces de decidir con la celeridad que requiere el momento...y el tren pasa...


"If you gave me a chance
I would take it
It's a shot in the dark
But I'll make it
Know with all of your heart
You can't shake me
When I am with you
There's no place I'd rather be..."




Berni
28/03/2014

Etiquetas: edit post
7 Responses
  1. Cristina. Says:

    Quiero pensar que si pierdes un tren, es porque tiene que venir otro mejor, más cómodo, más lujoso, y sobre todo con mejor destino. Me encanta la canción. No la conocía. La añadiré a mi carpeta "buen rollo" para empezar a mañana con energia.


  2. Berni Says:

    Me gusta pensar que las oportunidades están por llegar, es una visión optimista que no deseo perder, pero también la vida me ha enseñado que hay trenes que debemos tomar sin ese miedo que nos paraliza, sin pensarlo mucho, o al menos meditar la decisión con el tiempo indispensable para que el tren no parta de la estación sin nosotros dentro, porque algunos (aunque sea pocos), no vuelven...
    Probablemente sea un don el conocer cuándo no debemos vacilar...
    Me alegra verte por aquí, y sobre todo, que hayas retomado tu blog. ¡Enhorabuena! y ya sabes, "pa´lante como los de Alicante" (no lo olvides).
    Un beso grande


  3. Anónimo Says:

    Pasan muchos trenes a lo largo de la vida. Se pierden, se toman o se dejan pasar.
    Decía el Dr. Marañón: "Vivir no es sólo existir,
    sino existir y crear,
    saber gozar y sufrir
    y no dormir sin soñar.
    Descansar, es empezar a morir"
    La mayoría de las decisiones salen del corazón, y no nos queda mas remedio, acertemos o no que asumirlas.
    ¡Muy bonita la canción Berni!!.
    Un abrazo.
    María de la Cal.


  4. Camino Says:

    Si pierdes el tren es porque no era el tuyo..si no lo has cogido es porque tampoco te convencía del todo. Las decisiones las tomamos en medio segundo...mucho antes de saber las razones.
    También creo que las oportunidades vienen y van una y mil veces, Sirenita, como las olas del mar ;)

    Muchos besos
    Camino


  5. FJavier Says:

    Pasamos de una percepción a otra, como saltando sobre piedras de río, perspectivas de otros, y construimos nuestro camino intuitivamente en alarde de equilibrios aparentemente inverosímiles. Así, ahora, al igual que aprovecho vuestras miradas como una oportunidad para avanzar, asumo que a la vez soy, si acaso mínimamente, la oportunidad de otros. Alimento el pensamiento, para tomar conciencia quizá, sobre la esencia solidaria de lo que soy, una mínima parte de un todo relacionado íntima e ineludiblemente. Por eso estoy convencido de que las oportunidades que casualmente me ofrece la vida de los demás no son sino una manera en la que la vida corresponde a las que deliberadamente yo doy a los otros. En efecto, hay que saltar sin miedo.

    Cuánta buena compañía en este rincón.

    Un abrazo a todo@s.


  6. Anónimo Says:

    Querida y estimada Berni , de todos los comentarios me quedo con la reflexión de Camino.Sabia,concisa,simple. Pum !

    (...)"Las decisiones las tomamos en medio segundo...antes de saber las razones...las oportunidades vienen y van una y 1000 veces"(...)"

    Toma nota.Don´t worry, Be japi.

    T.

    posdata.- Ya no estás color folio.Guapa!!


    https://www.youtube.com/watch?v=ZXxTfdZH9Js


  7. Berni Says:

    Estupendos comentarios los de todos los visitantes de este rincón:

    María de la Cal: Preciosa reflexión la del Dr. Marañón,sí señor... Muchas gracias por exponerla aquí para todos. Un abrazo fuerte.

    Camino: ¡Qué bonita comparación, querida Camino (como las olas del mar...)! Me ha encantado y me ha alegrado mucho verte por aquí de nuevo. Te echábamos de menos... :) Beso grande!

    Fco.Javier: Una curiosa pero genial visión de las oportunidades en base a esa relación no escrita de que recibir se encuentra íntimamente ligado a lo que aportas en esta vida...Me alegra tu confirmación (y yo lo reitero) sobre el convencimiento de que "saltar sin miedo" es necesario... Un abrazo, amigo.

    Anónimo: O quizá tendría que decirte querido hermano mío, jeje... Feliz de que te pasees por el rincón y te hayas animado a escribir ¡bien! :)
    Tomo nota de la positividad que irradia el comentario de Camino, sin duda, y me alegra que tú lo compartas. "Las oportunidades viene y van una y mil veces, como las olas del mar" recuérdalo, hermano, una y mil veces... :) Un beso muy grande.