Para mí ha sido una grata sorpresa que tras tantos meses de silencio y de no publicar, os encontraseis aún al otro lado, al pie del cañón, oteando el rincón en busca de mis "pobres" entradas, y queriendo participar. Cierto es que el blog  lo tenía prácticamente abandonado por varias circunstancias que han concurrido. La primera, y fundamental, ha sido la falta de tiempo, y en segundo lugar, la falta de ganas, que se aliaron para conforman un círculo vicioso del que me fue difícil escapar...hasta ahora.
Algunos de vosotros, con blogs activos en este mundo, sabéis de sobra que mantener un espacio de estas características "en condiciones", es decir, que resulte interesante tanto para los lectores como para el propio bloguero, es complejo, máxime cuando el blog ya tiene unos años de vida. Complejo en el sentido de que conciliarlo con la vida personal, y en un equilibrio adecuado, es inasequible, al menos para mí.
Hace unos meses, en un encuentro bloguero al que acudí, uno de los periodistas que cubría dicho evento, me dijo la siguiente frase:
"Un blog es como un hijo, al que hay que cuidar y mimar cada día como se merece". Salvando las distancias entre el mundo real y el 2.0, la analogía podría considerarse  acertada, si nos atenemos al tiempo y los cuidados que son precisos...
Un blog requiere muchas horas delante de la pantalla, de búsqueda constante, en la red o en otros medios, de temas sugerentes sobre los que escribir o que resulte inspirador. Personalmente opino que si no surge una comunicación entre el que escribe y los que leen, no tiene mucho sentido, porque los comentarios son elementos preciosos y enriquecedores  para todos, además de constituir un sistema de retroalimentación básica para el bloguero, que le surte de estímulo  y argumentos para continuar escribiendo.
Pero todo esto que os cuento, es sólo mi percepción personal, insisto, cada cuál le dará a su blog el sentido que desee...
En mi caso, el hecho del abandono progresivo ha sido motivado por, como decía, una falta importante de tiempo. Cuando aprendí que los mundos virtuales son excesivamente absorbentes y amenazan el equilibrio lógico del 1.0, tomé la decisión de brindar mi escasos ratos libres para lo que más quería...
Siempre me ha gustado escribir, "la pena que tengo" es que no lo hago con la fluidez y la calidad suficiente que me gustaría. Además ocurre que cuanto más lo haces, más te gusta, menos miedo tienes, y en ocasiones, mejor lo haces...pero al revés corre lo contrario. La falta de ganas es la consecuencia inmediata de la desidia en la que se cae al no escribir, y de pensar, de manera acertada o errónea, que lo que plasmas no tiene ningún sentido, y es un petardo supino que quizá nunca debió ver la luz...
Pero luego te encuentras con la opinión de aquellos que disfrutan, que se emocionan, que leen y expresan que les gusta lo que leen, aquellos que te animan a seguir con eso que tú crees que es un bodrio, y  resulta no serlo a ojos de los demás...
La necesidad de volver al rincón a contar historias, de disfrutar con la expresión de los sentimientos, de aprender con lo que vosotros me contáis, y de ofreceros lo mismo, ha sido el motivo fundamental de esta vuelta.
Gracias por todo lo que me dais, vuestro cariño y ese apoyo incondicional tan valioso.
Eva y Paloma:
No sabéis lo que me alegra contar con vuestra presencia. Lográis que "me reconecte" con el lugar que nos unió, algo fundamental para mí a la hora de recordar historias y sentimientos,  además de confirmarme que soy lo que soy gracias a ello. Gracias amigas.
F.Javier:
No sé cómo expresarte mi gratitud y mi orgullo por poder contar siempre con tus palabras, remedio energizante en época de desánimo, y sin duda enriquecedoras para todos aquellos que las leemos. Muchas gracias, estimado F.Javier.
Capi:
Qué razón tienes, querido Capi, pero "perdidos" o "a nuestro ritmo", continuaremos navegando por estos mares, o si es necesario, buceando en sus profundidades... :)  Aún formo parte de tu tripulación, aunque enmudezca temporalmente... Graciaaaas...
María de la Cal:
¡Pues aquí estamos de nuevo! Te agradezco la bienvenida y tu sensibilidad. Es muy lógico que nos encontremos en "otro ámbitos"... ;) Gracias por llegar y quedarte...
Camino:
Querida amiga...no puedo decir nada que ya no sepas... que te quiero y aprecio un montón. Tus tres pequeños tienen la inmensa suerte de contar con una mami magnífica, y yo por llevarte para siempre en mi corazón... :)))

"Never found anything else to do but waiting for you..."



¡Un beso grande para todos!

PD: Por supuesto, gracias a todos aquellos que vuelven al Rincón una y otra vez, pero no se atreven o no desean comentar...
Berni
Martes 27/08/2013









9 Responses
  1. Bienvenida de vuelta a tu rincón... y como es tuyo, pues puedes hacer en él lo que quieras. Nosotros estaremos atentos para leerte.

    Un abrazo.


  2. Berni Says:

    Gracias Iñaki!!! Intentaré mantener el blog más activo y no aburrir con tanta espera, jeje...
    Un abrazo.


  3. FJavier Says:

    La frenética vida que nos deshabita. “Hay que llegar”, “hay que ser”, “hay que tener”, “hay que pensar”, “hay que…

    Si yo tuviera que plantearme la vida como un “gold standard” de la excelencia, tendría que emigrar de mí mismo. De hecho ya lo hice. Aún intento regresar.

    Para mí, admirada sirena, el blog es una ventana por la que me asomo para ver a los demás, para intentar decir algo amable de mí mismo, sin más, tal y como creo que soy, sin aspirar a tener tantas visitas, tantos comentarios, tantos halagos, tantos… de nada. O acaso cuando hablamos con los amigos representamos a otro distinto de quien realmente somos. Meto la pata, dudo, y me digo que he de perder el miedo al ridículo, que he de volver a contar un chiste aunque no se ría nadie. Pobre de quien es tan orgulloso como para negarse a aprender algo nuevo, o tan humilde como para no enseñar algo de lo que sabe.

    Nájera, psiquiatra de NY en tiempos difíciles, decía que la mejor herramienta para la resiliencia es hablar, verbalizar los sentimientos. Tan eficaz resulta que aconseja hacerlo frente al espejo en ausencia de otro interlocutor.

    El blog es una manera distinta de explorar la comunicación, única y magnífica, pero desde el placer y la osadía de ser siempre leal a uno mismo. Sin más complicaciones.

    Hagamos la vida habitable.
    Gracias a ti.
    Un cariñoso abrazo.


  4. ANA HIDALGO Says:

    En cuanto he visto que has publicado me he acercado a leer y es que, desde hace tiempo, creo que desde que nos conocimos en el encuentro bloguero no había leído mucho más de ti.
    Me alegra de que vuelva tu inspiración, y aunque tu tiempo sea escaso, aquí estaremos para leerte.
    Un abrazo


  5. Anónimo Says:

    En esta vida frenética de tanto hay...hay...hay que.. como dice FJ, viene muy bien intercambiar ideas y comentarios que si no estuvieran escritos lo mas probable es que no pensaras en ellos, temas, opiniones ideas, música. "verbalizar los sentimientos"
    Escriba cuando pueda Berni, escribe muy bien, para nosotros leer es mas fácil.
    Muchas gracias por ese precioso tiempo y por este bonito blog.
    Un abrazo.
    María de la Cal


  6. Anónimo Says:

    En esta vida frenética de tanto hay...hay...hay que.. como dice FJ, viene muy bien intercambiar ideas y comentarios que si no estuvieran escritos lo mas probable es que no pensaras en ellos, temas, opiniones ideas, música. "verbalizar los sentimientos"
    Escriba cuando pueda Berni, escribe muy bien, para nosotros leer es mas fácil.
    Muchas gracias por ese precioso tiempo y por este bonito blog.
    Un abrazo.
    María de la Cal


  7. Camino Says:

    Sirenita,
    Escribe cuanto quieras, cuanto necesites y cuando puedas... A mi me gusta vislumbrar un cachito del mundo, real o imaginario eso da igual, a través de tu mirada.
    Gracias a ti


  8. GangasMIR Says:

    Un abrazo Berni, un placer leerte.


  9. Berni Says:

    Gracias a todos de nuevo por vuestra acogida. ¡Emocionadita me tenéis!
    :):):)