Acostumbro a no ver ninguna serie de hospitales de las que ponen en televisión.
La verdad es que tendría que partir del hecho de que prácticamente no veo la tele, pero cuando echan algún "culebrón" hospitalario, las pocas ganas de perder el tiempo delante de la caja tonta, se evaporan al momento. Y si la serie es española, "cutre salchichera" a tope en el ámbito sanitario, pues menos aún, oiga...

Uno de los motivos quizá sea ESTE.
Agradezco a Joan Carles March y Maria Ángeles Prieto sus palabras en la sección de Opinión de DM.
La descripción que ambos hacen sobre los estereotipos de las enfermeras que aparecen en estas series no puede ser más acertada, y más alejada de la auténtica realidad.
Cierto es que parte de la sociedad se quedará con el concepto y las imágenes que aparecen en el medio de comunicación con indiscutible mayor influencia, y eso es una auténtica pena.
Muchas personas seguirán albergando la idea de que la enfermera es un mero "abrochabatas" de los médicos, o un divertimento sexual de los mismos.

Esta mañana he estado trabajando sin parar durante prácticamente las siete horas que dura mi jornada laboral.
He salido reventada físicamente, con los niveles de glucosa bajo mínimos, tras horas de ayuno y de intensa actividad... ya que el estado crítico de algunos pacientes han determinado un ritmo de trabajo frenético.
Bajando lentamente las escaleras que separan mi unidad de los vestuarios donde me cambio, he ido recapitulando detalles e imágenes de la mañana...
Las mismas escenas me vienen a la mente en estos instantes, a modo de fotogramas, y que me hacen sonreír, sentirme orgullosa y satisfecha... También me hacen pensar que ya las quisieran vivir las enfermeras "protagonistas" de las series de tercera b que nos ponen...
¡¡Y lo que me sube la adrenalina, por dios, sin tener que hacer ningún favor sexual al "doctor caliente"... !!

Berni.
Viernes 20/11/09.
5 Responses
  1. Javier Says:

    Ya sabemos que las enfermeras representáis un estereotipo con mucho morbo, pero no te creas que los anestesiólogos salimos mejor parados en las series de televisión. Ni siquiera servimos como estereotipo de nada. No hace falta ser muy listo para darse cuenta de la importancia que tienen este tipo de series a la hora de inducir y condicionar aquello que ortega llamaba “lo social”, ese poder impersonal que todo lo controla. Y tampoco hay que ser muy listo para echar en falta una autoridad que impida este tipo de desmanes mediante una correcta información. Menos SGAES y Ministerios de Igualdades y Maniqueísmos y Corrupciones y más sentido común. Por el bien de todos. Iluso de mí.


  2. Berni Says:

    Pues creo que para tener un estereotipo tan penoso como el que nos colocan, mejor es nada.
    Bueno, es cierto que los anestesistas tenéis "lo vuestro" con eso de que os ocupáis de dormir a la gente para que no se enteren de nada...
    Y me viene a la cabeza ese chiste que dice...
    Mejor no lo cuento, que es muy viejo y malo.

    "Sentido común"... Ay! Iluso de ti...
    ;) :)


  3. dra jomeini Says:

    En general, cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. El problema es que no sólo se lo cree la gente que no sabe de qué va el tema, sino algún que otro cirujano, que se cree House.


  4. Ana Says:

    Cómo dice Miguel Ángel la tele es la tele y hay que vender... Lo triste es que es el reflejo de la sociedad. Una sociedad que no valora lo suficiente a las enfermeras... y es que a los ojos de mucha gente son secretarias abrochabatas. Una pena. Eso sí, los que son conscientes de cómo funciona el tema (pacientes, personas que han precisado de una enfermera o familiares, etc...) sí que se dan cuenta de la realidad, afortunadamente. Un saludo Berni ;)


  5. Berni Says:

    a jomeini:
    House me da como alergia. Ese intelecto endiosado y engreído me produce prurito generalizado...
    Creo que sufriría un shock anafiláctico si tuviera que aguantar a un personaje así en mi curro...
    :)

    Miguel Ángel:
    Tranquilo, tus cojones no los verás expuestos al sol por mí... pero cambia lo de "te he visto", que hay muy mala leche por ahí, no vayan a pensar las mentes calenturientas cosas que no deben. ;)
    Vale, bromas aparte, es lógico que tú quieras a tu Ro, es la persona con la que curras codo con codo, lo que se llama un buen equipo.
    Y además sabes reconocerlo.
    Si es que vales un potosí, que diría mi santa madre...

    Ana:
    Totalmente de acuerdo contigo. La sociedad no nos valora lo suficiente. Muchos ni siquiera saben que somos diplomados universitarios, creen que con un cursito de CCC obtenemos el título...
    Creo que "hacernos valer" es una labor nuestra. En nuestro trabajo diario debemos mostrarlo al paciente, con nuestros cuidados, con profesionalidad...
    Sólo aquellos que están ingresados un tiempo o reciben cuidados habituales de enfermería ( enfermos crónicos que precisan atención domiciliaria) se dan cuenta de lo importante que es nuestra labor.
    Muchos pacientes lo expresan así, tras una experiencia hospitalaria ( es lo que yo veo en mi medio)