El I Congreso de la Blogosfera Sanitaria se ha celebrado hoy en Madrid.
Ha habido comunicaciones y charlas todo el día, desde tempranas horas de la mañana hasta bien entrada la tarde, aunque sólo he podido asistir hasta las 15h.

Ha estado bien la experiencia desvirtualizadora.
Lo de conocer en carne y hueso a muchos de los blogueros a los que sigo desde hace tiempo, ha resultado bastante curioso.
A algunos de ellos ya los conocía por haber coincidido en anteriores jornadas o charlas relacionadas con el mundo sanitario, pero otros me los han presentado hoy.
El asunto ha comenzado pronto, sobre las 9h, con una obligada charla de presentación, bienvenida e inauguración del acto, para lo cual la organización ha invitado a José Antonio Millán, escritor, editor y lingüista español que lleva funcionando en esto de Internet y los blogs un montón de años.

Millán ha explicado las razones existentes a su entender para tener un blog, resumidas en una especie de decálogo. De esos diez motivos o cuestiones a destacar, me quedo con algunas que a mí me resultan especialmente interesantes:
-Es un espacio para compartir conocimientos, transmitir y hacer a su vez de filtro de la información.
-Permite dar voz a los diferentes roles o facetas de cada persona (blogger)
-Es un espacio de conversación abierta a los comentarios, que a veces son un inconveniente (comentarios disruptivos) pero la mayoría de las ocasiones son una bendición.
Y el último de la lista de por qué tener un blog, el más sencillo, radical y tajante:
-Porque SÍ.

El resto de la mañana se ha hablado y se han debatido temas importantes en el entorno de la blogosfera:
La trascendencia y el poder que tienen los bloggers con sus espacios virtuales, si poseen
verdadera capacidad para llegar a las masas y generar una modificación en las estructuras de supremacía existentes, la importancia de lo que los blogueros dicen o manejan y la responsabilidad de los mismos en la potencial capacidad de modificar hábitos o tendencias sanitarias, la necesidad de interacción entre los blogs y las redes sociales, hacia donde van o cuál es la tendencia de la blogosfera en su crecimiento, etc...
En conclusión, ha sido una experiencia enriquecedora y agradable, porque además he estado rodeada de amigos, blogueros y comentaristas habituales, del Rincón de Berni y de otros espacios que leo y en los que a veces participo:

Julio Mayol, Capitán Garfio, Juana, Rafael Tímermans, Ana Glez. Duque, Miguel Ángel Daniel (el Maño), Camino (poquito he estado contigo, que cuando has llegado ya me iba...), Miguel A. Mañez, Jose María Romero (estos dos últimos los he conocido hoy), Iñaki, y otros más (siento mucho si me olvido de alguno, pero mi capacidad de retención de nombres es equivalente a la de un mosquito).

Otra cosa muy importante que he aprendido:
Nunca vayas con tacones y faldita en un día como hoy, con un tiempo tan loco. Terminarás maldiciendo tu propia vanidad y anhelando las clanclas playeras...
(Diossssss, que dolor de piessssssss!!!).


Berni.
Lunes 14/6/10.

5 Responses
  1. enfermero9 Says:

    Berni, el término porculera debería tener grados y el tuyo es alto.. Jajaja.
    Ahora en serio, me alegro de que hayas disfrutado de la experiencia, que hayas conocido gente, que hayas reencontrado amigos... en fin, espero que la jornada haya cubierto tus espectativas y a la próxima espero acudir. Un beso apañera.


  2. Javier Says:

    Te agradezco el resumen, Berni. Como ya sabes me fue imposible acudir, por eso agradezco especialmente tu información.
    Yo añadiría otra razón para tener un blog, es un estímulo y un desafío que puede ayudar a retrasar o minimizar eso del... ¿cómo era eso de la falta de memoria?
    :D

    Un abrazo.


  3. Juana Says:

    Disfrutar de tu compañía siempre es un placer, buen resumen.
    Y millones de gracias ¡eres un cielo!


  4. Camino Says:

    Ay, yo disfruté muy poquito de tu compañía Sirenita, pero te agradezco el detalle de haberme esperado. Muchas gracias!


  5. Berni Says:

    Enfermero9, un poquito de por favor, qué van a pensar los demás...
    ;)
    Otro beso para ti, apañero del metal :)

    Javier:
    Te eché de menos, me dió mucha pena que al final no pudieras venir.
    MMMmmmmm... ¿quién era ese señor con el que comí esta mañana?...Mmmmm... ah, sí, un alemán llamado Alzheimer...
    :D

    Juana, Miguel Ángel, Camino:
    Un placer, amigos.
    Gracias a vosotros.