Hoy  estoy  un  poco  "moñas".
A  decir  verdad,  estoy  bastante  "moñas"...
Ayer  mis  compañeros  de  trabajo  me  hicieron  una  fiesta  de  despedida  que  resultó  muy  emotiva.  Fue   una  total  sorpresa  para  mí,  algo  que  habían  estado  "maquinando"  durante  dos  semanas,  sin  yo  sospechar  absolutamente  nada.  ¡Qué  tíos,  que  calladito  se  lo  tenían!  jajajaja! 
El  ágape  fue  estupendo,  y  preciosos  los  regalos: 
un  bonito  vídeo  con  fotos  de  momentos  inolvidables  y  un  potente  IPod  Touch  con  una  entrañable  dedicatoria  grabada  en  su  reverso  (jo,  cómo  me  conocen...) 
Pero  sin  duda,  el  regalo  más  preciado  para  mí,  fue  el  comprobar  cómo  todos  ellos  me  mostraron  su  cariño,  sus  besos  y  abrazos,  sus  palabras  de  aliento  ante  el  nuevo  reto  laboral,  sus  ánimos,  su  aprecio  personal,  su  amistad...

Pasaré  las  Navidades  con  ellos,  pero  estas  serán  las  últimas...   
A  finales  de  Enero  dejaré  de  trabajar  en  el  hospital,  ese  gran  y  viejo  edificio  que  ha  sido  mi  segundo  hogar  durante  casi  veinte  años,  entre  mi  etapa  de  estudiante  y  como  enfermera. 
Cuántos  momentos  difíciles,  cuántos  de   desbordada  alegría  y  enorme  satisfacción.  Y  todo  lo  aprendido...  inmenso  tesoro  que  jamás  perderé...
Decenas  de  rostros  amigos  que  dejaré  de  ver  cada  mañana,  y  a  los  que  sin  duda  añoraré  muchísimo...

Parece  que  no  me  equivocaba.  Ya  comenté  el  buen  pálpito  que  sentí  cuando  salí  de  aquella  entrevista...  pero  no  creí  que  sería  yo  la  seleccionada...

Ahora  ya  no  hay  vuelta  atrás.  Una  buena  amiga  mía  dice  que  en  la  vida  nunca  hay  que  dar  un  paso  atrás,  ni  siquiera  para  coger  carrerilla...  :) 
Este  paso  ha  sido   buscado  y  bastante  meditado.  Un  cambio  un  tanto  "drástico",  es  cierto,  pero  que  puede  satisfacer  una  necesidad  laboral  y  personal  nacida  hace  algún  tiempo,  así  pues  no  hay  lugar  para  las  dudas. 

Sin  embargo  me  resulta  inevitable  sentir  este  nudo  que  tengo  hoy  en  la  boca  del  estómago,  y  no  puedo  parar  de  llorar...


GRACIAS  COMPAÑEROS

¡Cuánto  os  voy  a  echar  de  menos...!
Nunca  os  olvidaré...





Berni.
Jueves  23/12/10.
Etiquetas: , edit post
5 Responses
  1. kakumi Says:

    Voy a ser el primero en responder a este post, sólo decirte una cosa y a ver si te das cuenta, hay mucha gente que te quiere y te aprecia, como persona y como profesional , la gente buena siempre deja huella, por los momentos buenos, esos que tú me cuentas de risas, por los momentos menos buenos, esos de estrés, de mucho trabajo, pero en todos y en cada uno de ellos dejas tu marca, me alegro por ti, por esa fiesta tan emotiva que te han hecho, me hubiera gustado estar solo por ver esa carita y vivir ese momento a tu lado, tonto de mi, por no haber estado, siempre me pierdo lo bueno, luego no paro de decirte que quiero estar más en tu vida, ya me vale.

    SEGURO QUE EN TU NUEVO PUESTO CONSIGUES LLEGAR AL MAXIMO EN LO PROFESIONAL Y EN LO PERSONAL………..
    PARA NUESTRA SIRENITA MMMMMMUUUUUUUAAAAAAAACCCCCCCCCC
    ESTAMOS TODOS ORGULLOSOS DE TI……………..


  2. Juana Says:

    Hay que dejar atrás algunas cosas, vendrán otras, seguro que te irá bien, nuevos espacios, nuevos compañeros, nuevos retos ....
    Un enorme beso y un achuchón.
    Y estoy con kakumi:
    ESTAMOS TODOS ORGULLOSOS DE TI .... MUCHO, MUCHISIMO.


  3. Javier Says:

    Desafío, emoción, ilusión, lágrimas, amistad, proyectos, amor, intensidad, alegría, presente,… no se me ocurre otra manera mejor de pasar la Navidad, Berni, con tal sobredosis de vida y de afectos.

    Añade mi admiración y buenos deseos a tu magnífica colección.

    ¡Feliz Navidad para ti y los tuyos!


  4. Rafa Says:

    Enhorabuena. Lo mereces. Muchas Felicidades. Quien no cambia se hace estatua..

    un beso.


  5. Berni Says:

    Kakumi:
    Madre mía, haces que me ponga como los "tomates coloraos", jajajaja!
    Gracias!

    Juana:
    Hay que avanzar y airearse, eso siempre es necesario :)
    Gracias Johana!

    Javier:
    Sobredosis de vida y afectos, eso me gusta, jeje...
    Feliz Navidad también para ti, Javier, muchas gracias por tus buenos deseos.

    Rafa:
    Estoy de acuerdo contigo. Como decía antes, los cambios son a veces necesarios. No mola nada ser "de piedra" :)
    Gracias, amigo.