Fue  el  pasado  domingo  14N,  que  amaneció  gris  y  lluvioso. 
El  tiempo  no  quiso  acompañar  en  esta  segunda  edición  de  La  Carrera  de  la Solidaridad,  pero  eso  no  evitó  que  muchos  madrileños  participaran  en  esta  iniciativa  deportiva,  cuyo  fin  es  tan  loable  y  necesario:
Lograr  que  se  cumplan  los  Objetivos  del  Milenio,  paliar  el  Hambre,  la  Probreza  y  las  tremendas  Desigualdades  existentes  en  nuestro  planeta.

Uno  de  los  deportistas  del  Comité  de  Honor   y   padrino  de  la  carrera,  fue  el  plusmarquista  maratoniano  Fabián  Roncero,  Príncipe  de  Asturias  de  los  Deportes.
El  año  pasado  también  abanderó  la  carrera,  en  el  vídeo  siguiente  nos  explicaba  en  qué  consistía  la  iniciativa   y  el  por  qué  todos  debíamos  sumarnos  a  ella:




Yo  tuve  la  suerte  de  compartir  emoción  y  esfuerzo  con  las  personas  que  se  animaron  a  correr  en  el  2009,  y  de   conocer  a  Fabián  Roncero  en  persona,  quien  se  prestó   amablemente  a  hacerse  una  foto  con  mi  hija  y  conmigo.
Esta  segunda  edición  tampoco  me  la  he  querido  perder,  y  la  he  vivido  intensamente  junto  con  unas  buenas  amigas:
Lola  y  Maribel  (colegas  del  hospital  y  compañeras  de  la  UVI),  y  Camino  (bloguera  conocida  por  muchos de  vosotros,  comentarista  habitual  en  este  rincón,  y  activa  participante  en  otras  buenas  causas).

Creo  no  equivocarme  si  digo,  de  parte  de  las  cuatro,  que  fue  una  experiencia  estupenda  que   sin  duda mereció la  pena  vivir. 
Cinco  kilómetros  no  son  NADA  (¿verdad  chicas?)  y  se  corren  o  andan  a  trote  ligero  bastante  bien, casi  todo  el  mundo  puede  hacerlo  sin  llegar  "muerto  matao"  a  la  meta,  aunque  no  se  haga  ejercicio  habitualmente.  Es  divertido  y,  sobre  todo,  bastante  satisfactorio,  mover  las  piernas  y  el  corazón  a  la  vez  que  cientos  de  personas  que  piensan, y  tienen  el  convencimiento,  de  que  se  puede  cambiar  el  mundo  poco  a  poco,  y  hacerlo  un  espacio  mejor,  más  justo...









Os  dejo   fotos  de  algunos  momentos  de  la  carrera.  ¡A  ver  si  el  año  que  viene  os  animáis  muchos  más!  :)

He  aquí  "Los  cuatro  jinetes  del  apocalipsis"  jejejejeje...

Ilusionadas  y  con  ganas  de  darlo  todo...  :)


Mostrando  orgullosas  los  dorsales...



En  mitad  del  trayecto.  Con  mucho  ánimo  aún,  y  haciendo  un  poco  "el  paria"...

Lola  y  Maribel  más  "formales"  y  concentradas... :)


En  el  tramo  final,  Camino  y  Berni  a  punto  de  entrar  en  la  meta...


Junto  a  Fabián  Roncero,  muy  contentas  y  orgullosas...


Berni.
Viernes  19/11/10.
 




6 Responses
  1. Maribel Says:

    Gracias Ester, es un placer compartir un momento tan gratificante con todas vosotras, un beso muy fuerte y hasta la siguiente. Maribel.


  2. Berni Says:

    Gracias Maribel.
    Para mí también lo ha sido. Reitero la satisfacción que me produce compartir con buenas amigas momentos así.

    Espero la siguiente carrera con inquietud, aunque mi pie está aún un poco "tocadillo"...
    Un besazo.
    :)


  3. Javier Says:

    ¡Impresionante!
    Impresionante iniciativa.
    Impresionantes deportistas.
    Impresionantes modelos.
    Impresionantes fotografías.

    En fin, que creáis afición.

    Enhorabuena, pedazo de ejemplos.
    Me apuntaré en la próxima… para discapacitados.
    :)


  4. Camino Says:

    ¡¡Yo me lo pasé genial!! ¿Cuándo repetimos?


  5. kakumi Says:

    Muy buenas a todas y a todos, visto lo visto. Gracias por lo que me toca Javier, por lo de fantasticas fotos, pero hay que tener buenas modelos y hacerlas con cariño por supuesto.

    GRACIAS BERNI, por acordarte del fotografo, yo tambien disfrute de un buen dia, aunque con un poquito de frio.

    UN BESO PARA TODOS.


  6. Berni Says:

    Reafirmo lo que Javier dice en cuanto a las fotografías: impresionantes.
    Por supuesto el mérito se debe a la mano del fotógrafo, al que agradezco mucho la entrega y complacencia mostrada en su papel.
    Kakumi:
    Mi nula alusión hasta ahora no es signo de ingratitud (sabes que no es eso), sólo obedece a mi cortedad y, en parte, a la falta de costumbre de contarte entre los asiduos al rincón, aunque no lo justifica. Disculpa mi falta.
    Fuiste muy generoso al querer compartir con todas nosotras esa mañana y hacer de fotógrafo-guardarropa :) :) con tanto cariño.
    Si es que no te merezco...
    Gracias, corazón.