La negación aviva el deseo del que "no obtiene" y aumenta el poder del que no quiere ser generoso...

Y cuando "se obtiene"... ¿las ganas se van? No siempre...



Berni.
Sábado 13/2/10.
Etiquetas: , , edit post
4 Responses
  1. grasi7te Says:

    Mi querida Berni como estas ...... yo aún en vacaciones pero volcando parte de ellas al estudio del Alzheimer, hoy me paso a saludar no puedo comentar pues estoy en la biblioteca del hospital y no tengo audífonos para escuchar .... luego comento a lengua suelta ........

    Pd. Berni necesito ayuda en estudios sobre alzheimer.


  2. Berni Says:

    Hola Grasiete, cuánto tiempo y qué alegría verte por aquí.
    Las vacaciones son para descansar!
    Menos estudio y más ocio! :)

    Alzheimer, tema complejo y amplio. ¿Qué necesitas?


  3. Javier Says:

    Es posible que el deseo sea un valor añadido, independientemente de que se obtenga o no lo deseado.
    El poder del que no da es tan virtual como el del dinero que no se gasta.

    ¡Cuidado con lo que deseas!
    Te lo pueden conceder.

    Un saludo.


  4. Berni Says:

    Javier:
    ¿Valor añadido o sobreestimado?
    El que no da ejerce un poder real sobre el que anhela algo y no lo obtiene, pues el deseo aumenta con la carencia. Solemos desear lo que no tenemos... en eso quería basar la idea del deseo del post,reafirmada por el tema de Pedro Guerra, pero vaya, no me hagas mucho caso, que son "piradas de pinza" particulares... ;) :)