Un cortometraje impresionante el que nos propone MiAnestesista en relación con el tema de la anterior entrada.

Nos plantea cuestiones interesantes acerca de la muerte, que en este caso sucede en el medio familiar, y además uno de los protagonistas es médico. "El dejar morir" se revela imprescindible para quienes se encuentran en ese trance tan temido.
Hay que internar desdramatizar la muerte, y lo digo imaginando la visión del que se va sin remedio.
Los allegados que se quedan, y que comparten esos momentos tan íntimos, deben llenarse de entereza y serenidad para que su pena no encadene ni angustie al que parte.
No podemos detener lo que por naturaleza está escrito.

"Hay que volver a reconocer que la muerte es una etapa más de la vida, y que tan natural es respirar, como dejar de hacerlo"

"Nada es más cierto que la muerte, y nada es menos cierto que el tiempo de su llegada"


Excelente interpretación de los actores que participan en el corto.


Berni.
Viernes 5/2/10.
7 Responses
  1. Me impresionó la visión profesional de la actitud del hijo ante la muerte, muy academicista: un paciente se está muriendo y yo TENGO que hacer ésto y mis armas son éstas es el único pensamiento del médico y quizá sea lo que se espere de él. Frente a ésto sale un aficionado, un voluntario, un espontáneo que se tira a la plaza, sin más armas en las manos que el cariño. Y se encuentra a una persona. Transforma al paciente en persona, lo saca de su historial clínico y lo introduce en su biografía.
    Un buen corto. Un buen toque de atención.


  2. capitán garfio Says:

    Me ha gustado mucho....y lo que también me ha parecido, es que el acto de su mujer lo saca del estado donde se encontraba, pues la muerte de alguien querido, todos no la vivimos igual.....creo que enfoca la muerte desde varias perspectivas de los que la rodean...o eso me parece a mí.


  3. Javier Says:

    Clandestina, oscura, a deshora, dolorosa, fría.
    En efecto, este es un tipo de muerte. Y no la peor.
    Pero sobre todo, el vídeo muestra la forma en la que morimos los que nos quedamos presenciando y sufriendo este viaje de la ausencia definitiva del ser querido.
    Es pues, en mi opinión, un espléndido trabajo sobre el clandestino, oscuro, doloroso y frío miedo a la muerte. Y su desconsuelo.

    Un saludo.


  4. Berni Says:

    MiAnestesista:
    Los médicos nunca dejan de ser médicos ante ninguna situación, tú lo sabes bien, e imagino que esa actitud es la que efectivamente el creerá que es la correcta, la que se espera de él. Quizá sea un mecanismo de defensa o un roll que intenta mostrar ante su madre moribunda.
    Debe ser muy complicado aceptar que la que se muere es tu propia madre y tú te sientes responsable de ello, de alguna manera...

    Capitán Garfio:
    Este es un corto que a mí también me hace pensar en muchas cuestiones: la actitud que tenemos ante la muerte, ante el sufrimiento, el sentimiento de responsabilidad del profesional que no puede salvar al paciente...

    Te echaba mucho de menos por estos lares... me alegra que hayas regresado...
    Un besote.

    Javier:
    Grandes y apropiados adjetivos para calificar la muerte.
    Gracias por tu visión.


  5. Eva Says:

    Uf, odio las llamadas de madrugada.
    Qué bien tener a alguien a tu lado que te guíe con amor cuando estás perdido, me refiero a la mujer del hijo. Del corto me ha gustado hasta el título.
    Berni, vaya racha llevas, me encanta que explores sobre este tema (en el fondo me fascina) pero últimamente, cada vez que me asomo a tu rincón debo acercarme con un pañuelo para la lagrimilla.


  6. Berni Says:

    Bueno, Eva, no te preocupes, espaciaré más las entradas sobre el tema de la muerte, sobre el que aún tengo mucho que contar, pero no quiero ser "cansina" :)


  7. capitán garfio Says:

    Vemos sólo como se sienten los de alrededor....pero la madre se irá tranquila...???
    o le quedarán cuentas pendientes..???
    En el corto se ve que se va muy tranquila, con mucha paz....pero habrá muchas personas, que sabiendo que ha llegado su hora, vean, que se dejan muchas cosas en el tintero....