Quizá nunca te traté tan bien como tuve que hacerlo,
tal vez nunca te amé como debiera...
Esas pequeñas cosas que tendría que haber dicho y hecho y para las que nunca tuve tiempo... Pero siempre estabas en mi pensamiento...
Quizá no te abracé en esos momentos de soledad,
y me pregunto por qué no te dije que me siento tan dichoso de que seas mía...
Si te hice sentir en segundo lugar, nena, lo siento, estaba ciego...
Estabas siempre en mis pensamientos... siempre en mis pensamientos...
Dime... dime que tu dulce Amor nunca morirá...
Dame una oportunidad más para compensarte...



Berni.
Martes 11/5/10.

2 Responses
  1. Camino Says:

    Has estado en mi mente hoy toooda la tarde...Intuyo que todo ok!!!
    Bravo Sirenita ;D


  2. Berni Says:

    Intuyes bien, Camino.
    Estoy contenta, muy contenta...
    Gracias!