Ezra Clayton es un precioso niño de cuatro años que, pese a su corta edad, puede dar lecciones de valentía y de superación a muchos adultos.
Nació con un serio problema en su pierna izquierda, y tras una meditada resolución, los médicos tuvieron que amputársela. Aunque la decisión fue drástica, no supuso un problema para el crío, ya que una prótesis mecánica suplió la extremidad perdida y Erza pudo hacer una vida totalmente normal como cualquier niño de su edad:
saltar, correr, ir al colegio... y sobre todo algo por lo que sentía verdadera pasión: jugar al baloncesto.
Erza es uno de los mejores jugadores de su colegio, es fan de Los Lakers y admirador número uno de Pau Gasol.
El pequeño no se pierde un partido de su equipo favorito e imita a Gasol en todo lo que hace: se corta el pelo como él, simula su barba con un lápiz de ojos...
Erza soñaba con conocerle personalmente en alguna ocasión y gracias a un programa de televisión y a la generosidad del jugador, el encuentro entre Gasol y el niño un buen día se hizo realidad...



"La historia de Ezra es inspiradora y conmovedora, transmite una gran energía y vida. Es un extraordinario ejemplo de un niño que puede y quiere superar todo lo que le presenta la vida. Conocerle a él y a sus padres ha supuesto mucho para mí, es uno de los niños más dulces que he conocido" (Palabras de Gasol).

Dedicado a Enfermero9, a su hijo, y a todas aquellas personas que continúan persiguiendo sus sueños con iusión, los convierten en el motor que guía su existenca y les ayudan a superar las dificultades, bien sean las enormes como montañas aparentemente inexpugnables, o las pequeñas, "insigificantes trabas" que la vida impone en el devenir cotidiano...


Berni.
Domingo 23/5/10.
4 Responses
  1. Javier Says:

    Algunos abrazos son mucho más que "solo un abrazo".
    Perder para ganar. Así funciona.

    Un saludo, Berni.


  2. Camino Says:

    Preciosa la dedicatoria Sirenita, me quedo con un cachito.


  3. enfermero9 Says:

    Muchas gracias Berni, nos has emocionado. La cara de Ezra no tiene precio, la de Pau tampoco.
    La historia del niño podría ser un ejemplo para muchos(y me incluyo).
    Gracias compañera, un beso.


  4. Berni Says:

    Emocionante la historia de este niño, sólo pequeño por su tamaño y edad, pero tan enorme y ejemplar como su admirado Gasol.