"Tampoco tenemos mucho que arriesgar"
Esa fue la contestación que el médico dio ante mi sorpresa y mi pregunta, sin desabrimiento o aspereza, por las más que desfavorables circunstancias:
"¿se va a arriesgar usted a realizar la técnica estando la paciente "cómo está"...?"

A veces el lenguaje humano me deja perpleja, sobre todo si va acompañado de una frialdad extrema y de una aparente sinrazón.

La vida de las personas es lo más valioso que éstas poseen, y no se puede jugar a ser dios teniendo los pies de barro...
Sobre todo cuando has pasado horas y horas realizando un esfuerzo colosal, con un despliegue de medios técnicos y humanos importante, intentando, quizá, solventar lo insolventable... y la cagas en una mala decisión de última hora.

La paciente murió durante la realización de esa técnica, que no la iba a salvar la vida, pero si era probable que se la quitara, como efectivamente ocurrió.
Al parecer, no había mucho que arriesgar... pero sí TODO que perder...

Berni.
Lunes 10/8/09.






8 Responses
  1. dra jomeini Says:

    Es que hay elementos por ahí danzando que no ven a los pacientes como personas, sino como abdomenes, piernas, columnas, etc,etc. Nunca hay que perder de vista el "Primun non nocere"


  2. Berni Says:

    Totalmente cierto.
    Algunas de las máximas de la medicina habría que repasarlas de vez en cuando, aunque a veces, sea difícil aplicarlas, como fácil pueda ser caer en incongruencias... pero siempre debieramos tenerlas presentes.


  3. Existen vías jurídicas para denunciar una mala praxis por parte de cualquier especialista de cualquier especialidad, independientemente de la ética profesional, el corporativismo o el error inducido.


  4. Anónimo Says:

    Sería interesante saber de lo que hablas... Puesto que "no mucho que arriesgar" podría ser exactamente lo que és.. Tal vez no había mucho que arriesgar...pero eso no lo pueden saber quienes no conocen el caso... así que tendremos que fiarnos de tu criterio...


  5. Anónimo Says:

    Yo creo que el comentario que hace, aunque así a la ligera, es de desperación.

    Me imagino una situación que estaba estancada o no y que progresivamente ha ido a peor, ante la cual las medidas que utilizaba no eran eficaces.

    Por eso creo que dice que no hay mucho que arriesgar, para el médico ya nada va a salvar al paciente de la muerte.

    PD: cierto es que se podía haber dicho con más sutileza.


  6. Berni Says:

    En ésta entrada no pretendía ni juzgar la profesionalidad del médico implicado, ni denunciar un acto de mala praxis.
    Me he visto "englobada" en algún episodio que otro de desafortunadas decisiones, omisiones y comisiones médicas, he dejado rigurosa constancia escrita y he relatado los hechos ante quienes debía hacerlo y cuando me han sido requeridas las explicaciones pertinentes.

    Lo que intentaba transmitir y lo que a mí me llenaba de perplejidad, en éste caso, es la frialdad o dureza de un profesional al que se le supone unos ciertos valores humanos.
    No me pareció un comentario de desesperación, el tono de sus palabras y el lenguaje corporal no traducían desesperación alguna.

    El empleo de tecnología y de recursos humanos debe cuidarse, porque el malgasto de los mismos se traduce en un detrimento de los recursos en general (materiales y humanos), y en un déficit potencial y real de lo que tenemos, que se debe gestionar siempre de una manera racional (para no perjudicar o que haya desequilibrios, por ejemplo, con otros pacientes).

    Es absurdo pasarse horas luchando por alguien que sabemos, casi con pleno convencimiento, que no se va a salvar, y si se puede salvar, y hemos iniciado un camino de pugna con alto coste para ganar la batalla, las decisiones irracionales no tienen cabida, y si se acompañan de cinismo, menos aún.
    Uno puede jugar a la ruleta rusa, siempre que la sien enfrentada al cañón sea la propia...

    Sí, estoy muy de acuerdo con lo que dice anónimo II en su PD sobre la sutileza, que en determinadas circunstancias es importante, pero yo además añadiría que "más vale un grano de cordura, que arrobas de sulileza" (Baltasar Gracián).

    Agradezco mucho todos los comentarios.


  7. Gary Says:

    La verdad es que los médicos nos deshumanizamos muchas veces. Nada peor que eso. Obviamente quien no estuvo allí no puede juzgar exactamente lo que el médico pensaba cuando hizo el procedimiento, pero la manera en que Berni lo cuenta parece ser pura deshumanización ("qué mas da..."). Eso lo vemos todos los días, desgraciadamente.


  8. Berni Says:

    Sí Gary, es una auténtica pena, pero es pura deshumanización, que afecta, por supuesto, a todos los estamentos.
    He escrito otros post en los que están implicados colegas míos, con una actitud o comportamiento ante determinadas situaciones, que me parecen reprobables, igualmente.
    Deshumanización:
    eso es lo que mayormente quería resaltar en ésta entrada.

    Me alegra que te hayas pasado por mi rincón.
    Gracias.