Hoy por fin ha dejado de llover, pero hay unas corrientes... quepaquedequé, que diría mi Maño.
Una amiga mía con la que acabo de hablar por teléfono, me recordaba que en estas adversas circunstancias, su abuelo, conquense él de pura cepa, decía "Hace un ventarrón que corta los cojons". Su mujer, mucho más fina, le espetaba con la mirada y le decía "que era muy bruto", reprendiéndole por su lenguaje, del todo inapropiado ante su nieta, y después intentaba "arreglar" la frase con otras palabras, más al "estilo Flanders":
"Hace una brisilla que corta el cutis".
La verdad no sé qué es peor, pero mi amiga se divertía mucho con sus abuelos, tan singulares ellos...

Las temperaturas que tocan por la época en que estamos, junto con los vientos, si me apuras huracanados, te dejan las canillas como temblando...

Navego y escribo a la par que contemplo los envites a los que está siendo cruelmente sometido un pobre ciprés que se encuentra a unos metros de mi ventana... y la verdad es que da un poco de miedito.
Al fondo, edificios de ladrillo rojo culminados por un mar de nubes opacas, blancas y resplandecientes sólo en su contorno irregular, pero que brillan con tal intensidad, que sólo ojearlas, hace daño a la vista.
Aparece el astro Rey unos segundos, se asoma con fuerza un santiamén, desapareciendo al momento tras las nubes.
Me templa la cara sólo uno instante, pero el suficiente para hacerme rememorar la agradable sensación que experimento al tumbarme bajo el sol en un día cálido de primavera. Mmmmmm! Eso me encanta...
Ya queda menos para que este frío polar se nos deje de meter en los huesos.

Y hablando de primavera... he encontrado un vídeo que recoge el sentir de la naturaleza respecto al tiempo que está por venir. Sí, ya sé que hasta dentro de un par de meses nada, que todavía queda invierno, mucho frío y lluvia que sufrir, y que "año de nieves es año de bienes"... pero una tregua, por favor...

Olvidad la publicidad del final, que no pretendía yo hacer campaña de nada, aunque sea de la empresa que, según dicen, nos paga las nóminas a los empleados sanitarios de la Comunidad de Madrid... (jodo! como está la cosa...)



Y si somos capaces de anticipar la primavera y olvidar el frío exterior, muuuucho mejor.
Lo digo para los moñas que se ponen grises y tristes con el tiempo.
Yo ya lo estoy dejando... ;)



Berni.
Jueves 14/1/10
2 Responses
  1. Javier Says:

    Acabo de escuchar que en nuestro Jardín Botánico (250 años de antigüedad) se ha ido al suelo un árbol centenario a consecuencia de las ráfagas de viento.
    Sí, mejor consolarse con la próxima y distante primavera, pero protégete de los árboles y demás objetos mientras llega.

    Saludos.


  2. Berni Says:

    Más vale protegerse, si queremos ver la primavera llegar, a este paso...
    :)