Los mundos fantásticos del genial Maurits Cornelis Escher me fascinaron por completo cuando los contemplé por primera vez en los 90, unos 20 años después de la muerte de su creador.
Un amigo me recomendó una exposición del holandés a la que acudí con curiosidad y con cierta reserva, pues no conocía nada acerca de este famoso artista.
Su obra me pareció magnífica, propia de un personaje rebosante de talento e imaginación, visionario de mundos irreales, de espacios quiméricos y perspectivas imposibles.










Escher ha sido la fuente de inspiración de otros muchos artistas, no solo pintores, también para escenógrafos que crearon decorados memorables en películas del género fantástico.

Un ejemplo se puede ver en el vídeo que cuelgo a continuación.
Pertenece a la película "Dentro del laberinto", film del 86 protagonizado por el cantante David Bowie y una jovencísima Jennifer Connelly.

La interpretación de Bowie en "Within you" y el escenario basado en los mundos de Escher son una combinación fabulosa...



"How you turned my world, you precious thing
You starve and near exhaust me
Everything I've done, I've done for you
I move the stars for no one

You've run so long
You've run so far

Your eyes can be so cruel
Just as I can be so cruel
Though I do believe in you

Yes I do

Live without the sunlight
Love without your heartbeat
I, I can't live within you
I can't live within you

I, I can't live within you..."

Berni.
Viernes 8/1/10.
Etiquetas: , , , edit post
2 Responses
  1. Javier Says:

    La última vez fue hace tres años, a primeros del 2007, en la Fundación Canal de Madrid, “M.C. Escher. El arte de lo imposible”, una muestra que reunió 135 obras entre xilografías, litografías y grabados de este artista gráfico, uno de los mejores del mundo. Y en un espacio que se diseñó en exclusiva para esta exposición, una maravilla. ¿Lo viste?
    Imposible no quedar absorto, embelesado por sus perspectivas imposibles, sus combinaciones, sus espirales, sus cintas de Moebius,…
    Gracias por recordarnos a este genio, Berni.
    Un abrazo.


  2. Berni Says:

    La exposición que vi fue hace bastante, a mediados de los 90, creo.
    La que tú nombras tuvo que estar genial, una pena no haberme enterado...
    Ahora las exposiciones a las que voy deben tener cierto interés infantil, porque si no es imposible disfrutarlas con cierta tranquilidad.
    De nuestra última visita al Prado sacamos dos conclusiones:
    - Que mi hija como comentarista-guía es la bomba si te aburres y quieres echarte unas risas.
    - Que las pinturas negras de Goya no son muy apropiadas para niños de 5 años ( sufrimos dos semanas de pesadillas nocturnas con "Saturno devorando a su hijo"), y aún hoy lo recuerda con frecuencia...