Necesidad de acercamiento y contacto, siempre presente en el pensamiento humano y en toda su obra artística.
Una máxima reiterada hasta la compulsión en aquellos ritmos que invitan a la expansión y disfrute de la mente y el cuerpo.
El por qué de esta constante lo cedo a la elucubración de cada uno...

"Touch me..."



You will always be my baby
I will always think of you baby ... Yeah ...

Touch me in the morning
And last thing at night
Keep my body warm baby
You know it feels right
Take it a little higher
I'm faking it too
Tell me not to be there
I'll feel it with you

We can only understand what we are shown
How was I supposed to know I'm the control

Move a little closer
And show how we get up
Feel it with your lover
I need you so much, I need you so much, I need you so much ...

We can only understand what we are shown
How was I supposed to know I'm the control

You touch my heart
I touch you baby

My heart is reaching with you...

I'll taste your love and take your chances

I'm craving for you...

We can only understand what we are shown
How was I supposed to know I'm the control

You touch my body's special places
My heart races with you...

Yo prefiero esta versión...

Berni.
Viernes 27/8/10
4 Responses
  1. Javier Says:

    En mi elucubración, Berni, y considerando algunas de esas dimensiones ignoradas (http://prl.aps.org/abstract/PRL/v95/i16/e161601), el contacto físico entre los individuos, en sus distintas formas y modalidades, podría representar un tipo invisible de conexión con el universo y un cauce de energía tan importante como el de la propia luz visible del sol. Sería verosímil considerar pues la existencia de un mapa interestelar que lo representase. Fin de la elucubración. Feliz día.


  2. Berni Says:

    Muy interesante tu teoría, Javier. Es cierto que en determinados estados pareciera que perdiéramos la cualidad sólida y nos fusionáramos con los elementos universales en una conexión abstracta e incomprensible. Enajenación mental transitoria, algunos lo llamarían.
    ;)


  3. Juana Says:

    Como soy optimista, estoy de acuerdo con Javier
    "el contacto físico entre los individuos, en sus distintas formas y modalidades, podría representar un tipo invisible de conexión con el universo y un cauce de energía tan importante como el de la propia luz visible del sol"

    Buen día a todos


  4. Berni Says:

    Juana, yo lo veo más como un estado de conciencia alterada, aunque no sé si la comparación es correcta...
    ¿Es posible llegar a esa conexión con el baile?. Yo creo que sí, estoy convencida de ello.
    Los Mevleví o Derviches giradores consiguen la suya particular:
    http://es.wikipedia.org/wiki/Mevlev%C3%AD