En la quietud de la noche, toma mi mano y te guiaré a donde nunca has soñado. Te sentirás tan bien...
Cuando el dolor termine, mira por encima de tu hombro y verás lo lejos que has llegado. Cuando todo está dicho y hecho, sólo recuerda tu voz interior diciendo que eres único...
Vales ORO. Vive tus sueños, vive con amor, renuncia a todas las cosas que no empezaste... ORO. Vive con el alma, vive con esperanza, renuncia a todas tus lágrimas y a la pena...
Arriésgate, trata de volar, extiende tus alas. Tal vez te vean como una estrella brillante. Sé la cura con tu luz. El trueno y la luz parecen tan emocionantes... pero nunca olvides quién eres. El caos y el desorden se tornan frustrantes... pero recuerda siempre tu corazón. Eres ORO, vales ORO...



Quiero ser... tengo que ser... tengo que ser... Oro...

Berni.
Lunes 16/8/10.
2 Responses
  1. Javier Says:

    Pues sí, Berni protectora, la autoestima es un delicado, vulnerable y esencial elemento del que no se puede prescindir, a riesgo de sucumbir en las frías aguas que llevan a la desolación. Hay que cuidarla como ORO en paño.

    Que estas vacaciones repongan todo el brillo de tu autoestima.


  2. Berni Says:

    Me dedicaré a cuidarla mucho, lo prometo ;)
    Un abrazo.