Han transcurrido un par de años desde aquella desgracia, pero no puedo evitar recordar esa fecha, tan negra para ella, y tan gris para todos los demás.
Yo estaba en la playa, disfrutando de unos días de vacaciones con mi familia, justo como ahora...

No quería darme la noticia, no sabía cómo hacerlo...
Cuando escuché el relato de los hechos con la voz entrecortada de quien fue el mensajero de tan triste suceso, no pude salir del shock hasta pasados unos momentos.

No, no puede ser, eso es imposible. Oh Dios mío... La sensación fue como la de una losa cayendo desde varios metros de altura sobre mi cabeza... but now we meet to take him flowers, and only God knows why...

Imaginaba el dolor inmenso que sentiría aquella pobre muchacha, y ni siquiera era capaz de soportar aquel pensamiento. She thinks of when the boy was young, all the battles she had won just to give him life. Ni siquiera tuvo tiempo de comprobarlo...

¿Por qué suceden estas cosas? No es justo... ¡¡Dios!!. No deberían ocurrir... Hay tantas cosas que no deberían ocurrir... it's a cruel world... we've so much to lose and what we have to learn, we rarely choose...

Hay quienes piensan en un castigo divino incomprensible, ya que no existe supino pecado para semejante penitencia... if I was weak, forgive me, but I was terrified. You brushed my eyes with angels wings full of love; the kind that makes devils cry...

Otros prefieren aceptarlo como viene, aunque se me haría imposible levantar cabeza tras algo así... dudo que alguien sea capaz de ello.
La causa sólo la conocen quienes han sido bendecidos con el regalo de un hijo amado...

Y luego quieren que no pierda la fe... take care my love, he said. Don't think that God is dead. Take care my love, he said...

Aunque hay algo que sí puedo afirmar con determinación:
You have been loved...



Para C., que perdió a su niñito en un desgraciado accidente un fatídico día de verano.

Berni.
Sábado 21/8/10.
5 Responses
  1. Yo soy de los que tienen fe, pero creo que tampoco me repondría de una cosa a sí...
    A veces lo pienso y no puedo soportarlo...
    Pero sigo teniendo fe....es algo que va conmigo, con mi ser...


  2. enfermero9 Says:

    El simple pensamiento me estremece, tu relato me ha dejado hundido por un lado y enormemente agradecido de tener a mis bichos sanos y salvos, no creo que me pudiera reponer, podría tirar palante por los otros pero no podría reponerme.


  3. Juana Says:

    Y aún así, has escrito un hermoso relato.
    Esta Vida es rara, muy rara, y hay que aceptarla.


  4. Javier Says:

    "Dramático fracaso el de las palabras cuando se trata de describir el dolor, no salen de la garganta y no son capaces de abarcarlo. Inútiles también para el consuelo.
    Decir “la trágica amargura” o “el desgarrador llanto” o “el infinito desconsuelo”, cuando alguien siente más la muerte que la vida, apenas significa más que el absoluto silencio.
    Sólo el amor cálido y cercano puede evitar el vértigo que conduce al abismo.
    Si se dispone del tiempo necesario.
    Y de las lágrimas.
    Por desgracia, muchas veces, para muchos, toda una vida de océanos".


  5. Camino Says:

    Uf sólo de pensarlo me quisiera morir. ¡Pobre niño y pobre familia!
    Sólo espero que el niño no sufriera y esa familia haya sacado fuerzas de dónde sea para sobrellevarlo.