Esta mañana he estado con uno de esos "casos milagro" de los que a veces se oyen hablar:

Una mujer de sesenta y pico años a la que se le diagnosticó un tumor muy agresivo y a la que dijeron que no existían posibilidades de sobrevivir en un corto plazo de tiempo, aún poniendo el tratamiento pertinente. Es decir, que su pronóstico era pésimo.
Uno de los doctores "se lió la manta a la cabeza" (palabras textuales de la enferma) y decidió iniciar el tratamiento, aún con tan escasas esperanzas de éxito.
De todo ello hace ya más de cinco años.
La enferma tiene que someterse a controles periódicos anuales, pero está "oficialmente" curada.

- Los médicos no se lo podían creer. Decían que era un milagro que me hubiera curado. El tumor ha desaparecido totalmente, y yo sigo viva cinco años después - me comentaba la paciente mientras la curaba las vías y charlábamos.

Eso es ser una superviviente "nata", porque superar una enfermedad "tan mala" contra todo pronóstico, desafiando las leyes del conocimiento científico, es de "supervivientes natos".
Hay personas que creen que los milagros existen...
Yo, viendo la cara de felicidad y satisfacción de ésta mujer, no veo mediación divina alguna en el proceso, sino una enorme y admirable fortaleza humana.
"Sobreviviré, pese a todo" debió pensar con firme decisión, en aquellos tiempos tan duros...



Berni.
Viernes 18/9/09.

12 Responses
  1. Javier Says:

    Sobrevivir todos los días y ayudar a sobrevivir a los demás. Al desánimo, al miedo, a la rutina...
    Bonito tu trabajo y magnífico que compartas tus experiencias con nosotros.
    Gracias y un saludo. Javier.


  2. Berni Says:

    Sí Javier, tienes razón en decir que mi trabajo es bonito. A veces me inunda el desánimo, porque estar frente al la enfermedad y la muerte a diario pesa mucho, pero conocer y tratar a personas luchadoras, con experiencias vitales tan intensas, es lo que hace que adore mi profesión.
    Gracias por tu saludo "visible" y tu gratitud.
    Saber que hay gente que le gusta leer y compartir lo que cuento en el blog me anima mucho para continuar escribiendo.


  3. Capitán Garfio Says:

    Dices que no crees en los milagros,tal vez....¿¿pero cuando ocurre una cosa así,como deberíamos llamarlo...??
    Yo por mi parte,si creo.....y no solo en eso....si no en mucho más....
    Creo que al ser humano se le escapan muchas cosas,por el hecho de no tener una lógica y no poder probarlas,pero existir...existen...un beso


  4. Juana Says:

    Hay personas que viven contra todo pronóstico, son supervivientes, seres capaces de transformar su "diagnóstico", a un amigo de mis padres le dieron cinco años de vida como mucho, de esto hace dieciseis. La vida que es un misterio.


  5. Ana Says:

    Una historia totalmente inspiradora para gente que se da por vencida. Siempre hay que tener esperanza hasta cuando los más oscuros pronósticos se sitúan sobre ti ;)


  6. Berni Says:

    Capitán Garfio, es que la medicina no es una ciencia exacta, y los médicos desconocen aún muchas reacciones corporales. Hay campos que les resultan totalmente desconocidos, y, además, cada individuo es un mundo...
    Así que yo prefiero pensar eso que dice Juana, que hay quienes vivien contra todo pronóstico, sin explicación "lógica".
    Igual que hay personas que estando sanas y con una vitalidad enorme, enferman y en un abrir y cerrar de ojos se mueren sin llegar a determinar la causa. Eso también es como un misterio, y no lo achacamos a castigos divinos...
    No sé... Se me nota que no soy muy creyente en "las hazañas de las deidades", aunque sí en lo sobrenatural, en aquello que no podemos explicar racionalmente...
    Gracias Capi :)


  7. Berni Says:

    Ana, es cierto eso de que la esperanza es lo último que se pierde.
    He vivido más de un caso en la UVI de tener pacientes megacomplicados y por los que los médicos "no daban un duro", pero que continuaban luchando por ellos por ser muy jovenes...
    Un buen día mejoran (no explicándoselo los médicos) y se curan sin ninguna secuela (también increíble).
    El ánimo de lucha y de querer vivir (hay familiares que te cuentan el espíritu luchador general en la vida del paciente) hace mucho, creo yo...


  8. Eva Says:

    Me alegra que hayas escrito algo así. No sé si es que estoy en época pesimista pero últimamente escucho demasiados pensamientos en voz alta de la enfermería que rayan la ligereza sobre este tema.


  9. Berni Says:

    Pues no sé, Eva, pero el tema no da para muchas ligerezas, no entiendo bien qué tipo de comentarios has podido oír, pero en la viña del señor hay e todo, eso ya se sabe.
    A mí me anima mucho ver a personas así de vitales, que han sufrido lo indecible pero pese a todo,y contra todo pronóstico, han sobrevivido, y lo pueden contar con gran orgullo para que sirva de ejemplo a los demás. Yo me quito el sombrero frente a pacientes así...


  10. Eva Says:

    Perdón por no haberme explicado nada, en ocasiones intento tirar de telepatía por si cuela :)
    Me anima que hayas hecho esta entrada porque llevo una temporada en el hospital sin ver "milagros", más bien todo lo contrario. El caso es que, últimamente, me disgusta oir a las compañeras hablar sobre cuándo parar, por qué, etc porque me obliga a pensar en ello. Trabajo en una UCI como Auxiliar pero hay épocas en las que el tema de la muerte no lo manejo como me gustaría.
    Bueno, estas conversaciones mejor con un café en la mano, verdad? Un beso.


  11. Berni Says:

    Manejar el tema de la muerte es complicado...
    Yo también tengo esas épocas de las que hablas.
    Es bueno charlar e intercambiar impresiones con los demás.
    Ese café, cuando quieras... y si es con una sesión de baños turcos previa, mejor, así que ya puedes poner fecha, que el Hammán nos llama...
    Juana, ¿has tomado nota?...


  12. Eva Says:

    Mmm, se me están poniendo los pelillos de punta, vuelve la época de los baños árabes! Muy buena idea.