Este es el título de un famoso tema de una cantante israelí de origen yemení que se escuchó y se bailó en las discotecas de medio mundo, en el final de los años 80.
Ofra Haza fusinaba en su especial estilo musical ritmos místicos judíos-yemeníes tradicionales con el pop, e incluso el dance, empleando en sus letras lenguajes como el hebreo, el árabe, el arameo, el inglés y el español, derribando así barreras interraciales, mezclando culturas "aparentemente incompatibles", fundiendo sonidos de manera magistral y elegante, siendo un auténtico placer para los oídos, y un deleite para la espiritualidad.

Cómo me gustaba...
Una mujer bellísima, con una voz verdaderamente privilegiada, cuyo prematuro final es, aún hoy, casi un misterio, una muerte no bien aclarada...

Im Nin Alu... alguno la recuerda?
Es como para no olvidarlo.




Berni.
Lunes 6/7/09.
1 Response
  1. nala Says:

    ¡¡Hola chicos!! permitid que me desahogue un poco respecto a un tema que nos pilla muy cerca... Se trata de la muerte del bebé de la fallecida por gripe A. Están todos los medios de comunicación masacrando a la enfermera (o enfermero) que ha cometido el fatal error y yo, como enfermera me siento muy afectada porque pienso que el error no ha sido de ella sino de la dirección de enfermería de ese hospital. Por burros, por bestias, por mezquinos y por no saber hacer bien las cosas. El profesional que la ha cagado tiene 21 años, acaba de terminar la carrera y lleva 10 días trabajando en neonatos... ¿Qué se puede esperar de eso? que la líe parda, por supuesto. En lugar de realizar un buen programa de acogida y tener a los nuevos que se incorporan doblados con una enfermera con experiencia durante, por lo menos, un mes, los sueltan de repente en una unidad de cuidados críticos y les hacen llevar desde el principio pacientes. Es el pan de todos los días en verano, y nosotros, los enfermeros que nos quedamos currando mientras otros están ya de vacaciones, sudamos sangre para cuidar de nuestros enfermos y supervisar a los de los demás. Esto que ha sucedido no me ha sorprendido nada. Yo también trabajo en una UCI y ese error es muy común. Hay un tipo de nutrición parenteral (que se pone por vena) que parece leche y tienes que leer y fijarte y estar pendiente de no equivocarte. Cuando ya has visto esa nutrición muchas veces ya no se te olvida (por el aspecto) pero cuando es la primera vez que la usas es muy fácil equivocarse con la nutrición enteral (la que se administra mediante una sonda nasogástrica y va directamente al estómago), a mí me tocó frenar a un compañero que iba a hacer lo contrario, la parenteral la iba a poner por sonda nasogástrica. En fin, he llamado al programa de Ana Rosa y he dejado un mensaje dando mi opinión, porque allí había una panda de periodistas catetos que hablan por hablar y estaban machacando a esa pobre enfermera (o enfermero) que ya nunca volverá a trabajar y cuya vida ha sido destruida.