Este es uno de mis temas preferidos de Pablo Milanés, genial poeta y cantautor cubano, conocido mundialmente, interpretado junto a la gran Mercedes Sosa, que nos dejó en este año que ya termina, a causa del mal de Chagas-Mazza, enfermedad endémica en toda Centro y Sudamérica ligada a la pobreza y al medio rural.
Refleja la manera en que el tiempo modifica la percepción de todo, incluidos los sentimientos más profundos, que adquieren otra dimensión según las huellas de la existencia se van haciendo palpables...

"El tiempo pasa... nos vamos poniendo viejos, y el Amor no lo reflejo como ayer...
En cada conversación, cada beso, cada abrazo, se impone siempre un pedazo de razón..."



El montaje del tema y las imágenes es estupendo. Gracias nlimonge.

Berni.
Martes 29/12/09.
4 Responses
  1. Javier Says:

    Magníficas voces. Bellas imágenes.

    Crecer, ¡qué suerte! Ponerse viejo a costa de irse llenando de vida.
    Regresar con lentitud, conversar con serenidad, amar sin prisas. Paradojas del tiempo.

    Me gusta recordar cuando los abuelos eran imprescindibles y le daban a la vida esa dimensión humana que tanto extraño.

    Gracias por recordármelo, Berni.
    Un abrazo.


  2. Berni Says:

    Dices "amar sin prisas", qué bonita reflexión, y qué paradógico, es cierto:
    siendo "viejos" se ama sin prisas, con tiempo, cuando ya jústamente es tiempo lo que no sobra...
    Y cuando uno es joven, y tiempo es lo que se tiene de sobra, se ama atropelladamente, deprisa...
    Curioso, ¿verdad?


  3. BLUES Says:

    ...TU PEQUEPÑO blues ESTARÁ DE GUARDIA EN NOCHEVIEJA..ACUÉRDATE DE ÉL, OK? BESO FUERTE, MUSA, me ha salido en mayúsculas pero no estoy gritando, sólo me he dejado la tecla dada...


  4. Berni Says:

    Pues tómalo con tranquilidad, mio caro BLUES, que una guardia el 31 de diciembre puede resultar mortal ;)
    Me acordaré de ti, por supuesto, sobre todo cuando me tome las uvas. Para mí son los doce segundos más largos e intensos del año, breves momentos en los que recuerdo de manera fugaz, a modo de flashbacks, vivencias y personas que a lo largo del año se han quedado gravadas en mi memoria por algún mecanismo emocional. Tú ocupas un rincón en esa parcela muy especial.
    Un BESO ENORME para el pequeño-gran BLUES.