Recuerdo el gran éxito que obtuvo este dúo a finales de los 80. Yo era una adolescente y bailaba con entusiasmo todos sus temas, que ponían una y otra vez en las discotecas que solía frecuentar.

También recuerdo el enorme escándalo que supuso el hecho de conocerse que el grupo era un auténtico fraude. Los chicos aportaban su particular belleza y sexappeal con esos cuerpos esculturales, pero las voces que interpretaban sus numerosos éxitos musicales no les pertenecían.
Cuando se descubrió el pastel, el dúo tuvo que devolver el grammy que le fue otorgado en el año 90, y sus componentes, Fab Morvan y Rob Pilatus cayeron en el más absoluto olvido.

El productor quiso volver a lucrarse con "The Real Milli Vanilli", relanzando el grupo con los verdaderos cantantes, los que ponían las voces originales, pero el intento resultó infructuoso.

En el 93 Fab y Rob volvieron a probar suerte en el mundo musical, ese inestable universo donde unos años antes habían logrado colocarse en lo más alto, para poco después precipitarse de manera repentina hacia los abismos más tenebrosos del mismo. Tampoco tuvieron suerte.
Entre otras cosas porque Rob ya estaba totalmente perdido.
En 1998 Rob Pilatus fue hallado muerto por una sobre dosis en la habitación del hotel donde se hospedaba. Tenía sólo 32 años.

"Echale la culpa a la lluvia que estaba cayendo,
échale la culpa a las estrellas que brillaban en la noche...
todo lo que hagas... pero no te culpes por ello..."



Es, quizá, el precio de la fama...

"La fama cuesta", como decía la profesora de baile en aquella serie tan conocida, "pues aquí es donde vais a empezar a pagar: con sudor".



Berni.
Miércoles 16/12/09.
6 Responses
  1. Juana Says:

    A veces la vida te da lo que pides y .... la hemos liado.
    Teresa de Calcuta decía que hay más lágrimas derramadas por las plegarias que han sido "supuestamente" escuchadas que por las que no.
    Cuidadín con lo que se pide jeje.
    Hace un frio de narices.


  2. Javier Says:

    La historia del éxito, que alguien debería escribir, está plagada de vidas rotas y muertes innecesarias. Es posible que no estemos programados para sobrevivir a este tipo de atajos que pintan la realidad de fácil y sumisa.
    Es cierto Juana, la máxima que yo recuerdo reza: “Cuidado con lo que deseas, que se puede cumplir”.
    También tienes toda la razón en lo de “el frío que hace”.
    Saludos.


  3. Berni Says:

    Es difícil mantenerse con los pies en tierra firme cuando todo el mundo te eleva hacia los altares celestiales. Pero más difícil es aún sobrellevar la caída cuando se vuelve la tortilla, todo se evapora y te caes de la nube azul en donde estabas cómodamente instalado.
    Como diría un amigo mío:
    "la h*stia es morrocotuda!"


    En cuanto al frío:
    Como sigamos así, me vuelvo osa y me echo a dormir lo que queda de invierno.
    :)


  4. Juana Says:

    No me lo había planteado, es verdad, el leñazo ha de ser ¡Uf!


  5. BLUES Says:

    ...hola, musa..he vuelto...


  6. Berni Says:

    BLUESSSSSSS!!!!!!!
    Qué alegría verte por aquí, tío!!!!
    Cómo te he echado de menos...
    Espero que tus exámenes hayan ido bien. El esfuerzo ha sido titánico, y tu ausencia muy sentida.