Hace casi un año y medio que "El rincón de Berni" se encuentra colgado en Internet:
Esa enorme red virtual existente sólo en los entresijos de la CPU, y especie de tela de araña que a muchos ha logrado "atrapar". Eso sí, sin llegar a compartir el fatal desenlace que sufren los insectos cautivos en la seda mortal, tejida con gran destreza por el oscuro arácnido.

Cuando me decidí a crear el blog, no tenía idea de las innumerables horas que pasaría delante del ordenador, de los conocimientos que adquiriría, de los amigos que haría al otro lado de la pantalla, y de las satisfacciones que todo ello me reportaría.
Instalé un contador para tener datos acerca de los visitantes, y saciar así mi curiosidad sobre el fenómeno de los blogs.
Una amiga me dijo que a partir del primer año, más o menos, empezaría a recibir comentarios, que no me desanimara demasiado, porque uno de los objetivos que yo quería conseguir con el blog, era compartir opiniones y experiencias, aprender de otros, además de reír un rato y disfrutar.
Está claro que en este espacio virtual la falta de bidireccionalidad en la comunicación estaría determinada por la ausencia de los comentarios de los lectores, lo que conllevaría la imposibilidad de interactuar el dueño del blog (en este caso Berni) con sus visitantes, el no poderse nutrir con sus opiniones y diferentes puntos de vista.
El blog se convertiría entonces en una especie de monólogo lanzado al vacío, lo cual a mí no me resultaría interesante.

Hay una cosa que nunca deja de sorprenderme y que me encanta:
La variabilidad de personas que se mueve en la blogosfera.
Gente de todo tipo, en rangos de edades variados, con profesiones, aspiraciones, gustos musicales y literarios, tan distintos... y todos congregados en un mismo espacio, incluso en horarios coincidentes...

También hay una serie de cuestiones que a todo blogger le inquieta, como por ejemplo, saber el/los motivo/s por los que los visitantes regresan de manera frecuente a su blog.
He estado una semana sin escribir nada por falta de tiempo, sin embargo veo que las visitas siguen más o menos en el mismo nivel, luego hay gente que se molesta en entrar a diario para ver si Berni cuelga algo.

¿Por qué volvéis los "reincidentes" a este rincón?
¿Qué es lo que os aporta?
¿Qué buscáis o deseáis encontrar en el blog?


Berni.
Viernes 11/12/09.
Etiquetas: edit post
12 Responses
  1. ordago13 Says:

    Vuelvo pq me parece un rincón super acogedor.
    y Porque cuentas cosas interesantes desde tu punto de vista.

    En un mundo donde te hablan los grandes "políticos, comunicadores y periodistas" a mi me gusta que me hablen gente normal como yo, con sus ideas propias y verdaderas.

    Tu consigues eso...
    y espero que yo con mi programa consiga un efecto similar.


  2. Berni Says:

    Los políticos, comunicadores y periodistas a veces no saben transmitir a la gente "normal", como tú dices, cosa que puede resultar paradójico, teniendo en cuenta que ellos se han preparado para jústamente eso, llegar, y se supone que a todos los niveles.
    Haces un programa estupendo, por cierto.

    Gracias Ordago13.
    Un saludo.


  3. Ana Says:

    Yo soy reincidente porque me gusta la gente con la que comparto cosas y que me siento identificada con lo que cuenta. Tú, Berni, entras en el grupo de esas personas. Un saludo ;)


  4. En mi pandilla hacíamos cosas raras de vez en cuando. Mi pueblo en primavera huele, se llena de perfume. No sólo pasa en Sevilla. Algunas veces nos juntábamos y nos íbamos por el pueblo buscando olores. Sabíamos dónde había jardines ocultos. Dónde había azahar. Dónde había nardos. Dónde jazmines.
    Tu blog huele a alegría.


  5. Javier Says:

    Estoy de acuerdo con MiAnestesista. En esencia tu blog despide un olor refrescante y cercano.
    Yo soy adicto a eso.
    Y la gente que te visita es maja.
    Yo me incluyo, claro.
    Un saludo.


  6. Berni Says:

    Joer, me tenéis con el moco tendido por vuestros preciosos comentarios... snif snif...

    Desde luego yo soy la mayor delincuente del mundo, y lo digo por lo de la reincidencia.
    Tengo una suerte bárbara por contar con tan honorables lectores y comentaristas.
    Vosotros sois la culpa de mi persistente reincidencia.

    Gracias por todo lo que me aportáis. Realmente no tiene precio.


  7. Juana Says:

    Eres una criatura encantadora y deliciosa. Nunca pretendí ser objetiva.


  8. dra jomeini Says:

    Reconozco que entré la primera vez por ver quién se movía detrás de la Berni con acento francés ;-D. Ahora entro a disfrutar de tu buen gusto musical y a sentarme un rato a charlar con una amiga, aunque estemos a 300 kms de distancia. Besitos.


  9. Berni Says:

    Juana, creo que lo de no querer ser objetiva es un signo inequívoco de afecto y cariño.
    Muchas gracias por todo el que me tienes, amiga.


  10. Berni Says:

    dra jomeini:
    para mí es un placer compartir experiencias y un ratillo de mesa camilla virtual contigo, tanto en este rincón como en el tuyo, genial espacio donde das cabida a tanta gente variada, de muchos colores.
    Gracias.


  11. Eva Says:

    Aunque escriba poco, tengo El Rincón de Berni fijo en el Firefox. Cada vez que lo inicio sales tú junto a ofertas de viajes, cuentas de correo, etc. Me encanta asomarme a esta ventana de tu vida.
    Qué bonitos los comentarios de esta entrada.


  12. Berni Says:

    Lo sé, querida Evita, lo sé...
    Eres una de esas personas que se pasean silenciosamente por este rincón, y eso también es un placer para mí. Sé que siempre estás ahí, al otro lado.
    Disfruto mucho con tu compañía de cualquier forma, y espero poder seguir haciéndolo mucho tiempo más.
    Gracias amiga.