El silencio es necesario.
A veces ciertos momentos silentes son tan renovadores como purificantes.
Hay que aprender a escuchar las notas mudas de las melodías invisibles... y disfrutar, gozar y aprender con el silencio más perfecto...



"El silencio más perfecto es el que no hace necesario hablar,
aquel que no precisa explicación.

El momento más perfecto sucede cuando cada uno de nosotros venimos de circunstancias diferentes, pero la corriente de lujuria fluye en la misma dirección...

El silencio más perfecto es cuando no es necesario mostrar que algo es verdad,
cuando ves las mismas imágenes desde otro punto de vista.

Cuando no se necesita buscar en el exterior,
cuando no es necesario persistir,
no hay nada que permitas que te distraiga,
no necesitas desear...

¿no ves cuánto anhelo que llegue ese momento?..."


Javier es un experto en silencios perfectos. Los conoce bien y los disfruta.
También tiene el fabuloso talento de conseguir, con sus bellas palabras, el mismo efecto que los silencios perfectos.
Gracias por compartir esa capacidad con todos nosotros.


Berni.
Martes 22/12/09.
4 Responses
  1. Colorin Says:

    ¿Eso es el Nirvana no? Una buena meta a conseguir. Gracias Berni, lo seguiremos intentando.


  2. Ana Says:

    Incluso es la mejor terapia para consolar a alguien triste... compañía y silencio. Un saludo Berni ;)


  3. Javier Says:

    Tienes razón. Qué suerte poder ver, escuchar, pensar a través de los otros.
    Un atajo, otra vida, otros libros, puentes insospechados…
    La suerte es también poder compartir con personas como tú, Berni. Y poder mirar a través de silencios como los tuyos.
    Todo un halago navideño este inmerecido regalo.
    Gracias.


  4. Juana Says:

    El silencio, que maravilla.